No están chocando, aunque lo parezca

Annia Domènech / 14-06-2012

Las apariencias engañan. Las dos galaxias de la imagen, NGC 3314 A y B, están en realidad separadas por decenas de millones de años-luz de vacío. Su no interacción ha sido corroborada por estudios de movimiento, que indican que ambas evolucionan de forma independiente la una de la otra.

Las galaxias modifican su apariencia al interactuar entre ellas. Si estuvieran colisionando, esto las deformaría incluso antes de que tuviera lugar el “choque” por las enormes fuerzas gravitacionales implicadas. El hecho que la de delante esté deformada podría confundir y hacer creer en un choque, pero su estado no tiene nada que ver con su “contrincante aparente”, afirman los astrónomos que han estudiado este caso.

Los científicos utilizan este alineamiento para estudiar el fenómeno de microlente gravitacional que ocurre cuando las estrellas de una galaxia causan perturbaciones en la radiación procedente de las estrellas de una galaxia más lejana.

Imagen: Las dos galaxias NGC 3314 A y B parecen estar colisionando desde nuestro punto de vista, y también desde el del Telescopio Espacial Hubble, de ESA y NASA; que tomó la imagen. Nada más lejos de la realidad.   
Créditos imagen: NASA, ESA, the Hubble Heritage (STScI/AURA)-ESA/Hubble Collaboration, y W. Keel (University of Alabama)

Más información:
A Trick of Perspective — Chance Alignment Mimics a Cosmic Collision (en inglés)

Comentarios (0)

Compartir:

El autor

Annia Domènech es Licenciada en Biología y Periodismo. Periodista científico responsable de la publicación caosyciencia.